Alerta Magufo: El genoma del tiburón elefante y el error de Darwin

Por Francisco R. Villatoro, el 29 enero, 2013. Categoría(s): Alerta Magufo
Publicidad

No salgo aún de mi asombro. El 14 de enero, en “Preguntas a la Historia” de Radio 5, la profesora titular de Historia Antigua de la UNED, Ana María Vázquez Hoys contestó a un oyente la pregunta: “¿Sabían los sumerios que el ADN de la raza humana es similar al de los tiburones?” Su respuesta da vergüenza ajena. La podéis escuchar en este enlace (me he enterado gracias a José David Fernández Rodríguez).

(…) Hace poco se descubrió que la secuencia del genoma humano es muy similar a la del tiburón elefante. El pez más antiguo que se conoce, que tiene columna vertebral, se fertiliza de manera interna y es vivíparo. Por ello, se puede decir que el ser humano está más cerca de este pez que de los chimpancés, como se suponía desde Darwin. (…)

Señora, con perdón, ¿no le da vergüenza hablar de un tema en la radio sin tener ni pajolera idea de dicho tema?

Los peces cartilaginosos (condrictios) divergieron de los peces óseos (osteíctios) hace unos 530 millones de años. Posteriormente divergieron en los elasmobranquios (los actuales tiburones y rayas) y los quimeriformes (holocéfalos como el “tiburón elefante” o Callorhinchus milii).

El “tiburón elefante” (en español es conocido como tiburón fantasma) tiene un genoma pequeño, unas tres veces más pequeño que el humano. Vive en Nueva Zelanda y el sur de Australia a profundidades entre 200 y 500 metros, alcanzando una longitud de unos 120 cm.  Las hembras ponen huevos en la arena o en el lecho marino.

Señora, ¿de dónde ha sacado usted la “magufada” que ha soltado en Radio 5?

Es más que probable que su fuente sea la noticia “Bony Vertebrate Evolution: Elephant Sharks Closer To Humans Than Teleost Fish,” ScienceDaily, Apr. 3, 2007, que se hacía eco del artículo técnico de B. Venkatesh et al., “Survey Sequencing and Comparative Analysis of the Elephant Shark (Callorhinchus milii) Genome,” PLoS Biology 5: e101, 2007 [DOI:10.1371/journal.pbio.0050101]

La noticia de ScienceDaily titulaba que “los tiburones fantasma están más cerca de los humanos que los peces teleósteos,” lo que no tiene ningún sentido filogenético. En realidad, el genoma del tiburón fantasma presenta unos poquitos genes antiguos que están mejor conservados en los peces óseos (y en los humanos) que en los elasmobranquios (tiburones y rayas); una simple casualidad evolutiva sin mayor interés. El titular de la noticia, por tanto, es erróneo.

Señora, no quiero perder más el tiempo con este asunto. Eso sí, le recomiendo leer un libro de Biología para torpes (hay varios en las librerías).



Por Francisco R. Villatoro, publicado el 29 enero, 2013
Categoría(s): Alerta Magufo

 

Publicidad