Tecnolerdos

Viñeta de Alberto Montt
Viñeta de Alberto Montt

Todos nos hemos sentido y nos sentimos tecnolerdos.

No importa cuánto tiempo lleves interaccionando con la tecnología, no importa lo sofisticada que sea la que tú uses, no importa… un día algo casca, o no funciona como debería, y pasas toda la noche intentando que chisque y sintiéndote un inútil.

Pues no queridos, nada de tecnolerdos.

En el mundo del conocimiento nadie está ni en el fondo ni en la cúspide, todos vivimos en la zona intermedia. Todos sabemos algo e, incluso los verdaderamente sabios, los que realmente está más en vanguardia, no se sienten guays porque saben el universo que les queda por delante.

Ten esto en mente cuando los gremlins estropeen tus cacharros, cuando no te funcione el ordenador, cuando la caldera haga ruidos y de todo… menos calentar.

Pide ayuda, aprende, no creas que un día lo sabrás todo y ya no tendrás más problemas… no esperes tomar un curso de informática de una semana para que jamás te vuelva a pasar eso que te acaba de ocurrir. Relájate.

Recuerda también que:

  1. La tecnología ES comprensible, la hemos hecho nosotros

Los cacharros no son como las células, que igual nunca acabamos de comprender, los cacharros los ha hecho un tío, así que son entendibles. Que te los expliquen.

  1. La tecnología no está hecha a mala leche

Mis alumnos creen que hacemos las cosas por molestarles y se equivocan. Los cacharros tienen que abrirse, cambiar sus piezas, arreglarse, entenderse, etc. Por lo tanto están hechos con esa lógica. Enfréntate a ellos pensando en eso. Su diseñador debe, y suele, ser tu amigo. Que te lo expliquen.

  1. No eres tan original, tus problemas los han tenido otros

Eso que querrías hacer con tal programa informático, ese cambio en aquel cacharro… ese problema o esa idea, ya la han tenido otros. Si te surge un problema o un “deseo” usando tecnología, pregunta, es muy probable que esté resuelto y puedas usarlo. No es fácil ser original en un mundo de miles de millones de personas.

  1. No te falta fuerza, te duele la mano.

A veces nos ponemos a hacer ñapas y nos hacemos daño en las manos, cortes… y pensamos que nos falta fuerza. Recuerda cuando llevabas la bolsa de la compra y el plástico te hacía daño en los dedos, ¿significa eso que no puedes levantar tres kilos o que esa bolsa no es la forma adecuada? Usa guantes, los hay finos y resistentes, verás que puedes hacer cosas sin hacerte daño y que tienes más fuerza de la que te parecía.

  1. Con buena… bien se…

Para no herir sensibilidades, diremos que “Con buen caldo se hace buen puchero”.

No hay tarea difícil, sino herramienta inadecuada. Dicen por ahí.

¿Crees que no puedes cambiar la rueda de tu coche porque no tienes fuerza? ¿Has pensado en usar una llave extensible? Al ser más larga, necesitas menos fuerza para aflojar las tuercas.

Consigue las herramientas que necesites para hacer lo que precisas. Han sido diseñadas para esa labor, resolviendo los problemas que otros han tenido antes que tú… confía… lo han hecho para ti.

No sabes todo, nunca lo sabrás y siempre habrá más problemas. Así que, relájate.

Aprende, intenta, pregunta, confía… La tecnología es nuestra amiga.

Con cariño, de otro tecnolerdo… pero relajado y preguntón.

He aprendido un par de cosas y me encanta contarlas… Estudié Física y un DEA en Telecomunicaciones. Trabajo de profe de instituto enseñando Tecnología. Escribo libros de divulgación, ya voy por el quinto, y desde hace unos años llevo también el blog La Ciencia para todos. Salgo de vez en cuando por la tele o la radio y voy de pueblo en pueblo haciendo mis cacharritos… En fin, que si encuentro una oreja dispuesta y unos ojillos brillantes, me encanta transmitir la Belleza que yo encontré en la Ciencia.



Por javierpanadero
Publicado el ⌚ 23 junio, 2015
Categoría(s): ✓ Tecnología