La pregunta Naukas 2018 – Ignacio López-Goñi

La pregunta Naukas 2018
La pregunta Naukas 2018

¿Qué persona o hecho marcó tu carrera, tu interés por la ciencia o tu investigación?

Félix, yo soy de Félix Rodríguez de la Fuente. Quizá suena ya un poco caduco o casposo, pero fueron los documentales de El hombre y la Tierra, los que me engancharon primero a la naturaleza y luego a la ciencia.

A algunos todavía se nos pone la piel de gallina cuando oímos esta melodía:

Por eso decidí dedicarme a los animales. Mi primera opción fue ser médico de animales, o sea veterinario, pero cuando me explicaron cómo se atendía el parto de una vaca y el guante que tienes que ponerte -desde la mano hasta el hombro- vi con claridad que lo mío era la biología. Fue en 3º de carrera cuando me tropecé con los microbios. Un profesor, que luego sería mi maestro, supo transmitirme su pasión por la microbiología: ¡nos explicaba la microbiología con experimentos! Me recomendó un libro, una historia novelada de las aventuras de los primeros microbiólogos, “Cazadores de microbios” de Paul de Kruif: Leeuwenhoek, Spallanzani, Pasteur, Koch, Roux, Behring, Metchnikoff, Bruce, Walter Reed, Ehrlich, … Un libro clásico escrito en los años 50, que narra de forma apasionante algunas de las dramáticas aventuras de esta clase de cazadores, hombres capaces de todos los sacrificios y esfuerzos para descubrir las causas de las enfermedades y conseguir curarlas. Historias que contagian y estimulan a la investigación. Aquella fue realmente mi primera lectura de un libro de divulgación científica.

Aquel profesor luego me invitó a trabajar con él, durante los dos últimos años de carrera. Lo primero fueron unos experimentos para purificar y caracterizar inmunoglobulinas de vaca (era mi destino, aunque algo mucho más agradecido que lo de ayudar a parir a una vaca). Fueron unos experimentos muy sencillos pero me animó a que lo publicáramos en la Revista de Diagnóstico Biológico, una revista española que no sale en los índices de impacto, ni en cuartiles, ni nada de nada. Pero para mi aquello fue un subidón, ¡mi primer artículo científico! Creo que no lo ha leído nadie y, por su puesto, no lo he visto citado jamás, pero fue mi primer “paper”. Y así decidí dedicarme a la investigación, en concreto a “cazar microbios”. Seguro que él no leerá esto, pero desde aquí todo mi agradecimiento y admiración a mi maestro: el profesor Ignacio Moriyón.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.