La pregunta Naukas 2018 – Teresa Valdés-Solís

Por Teresa Valdés-Solís, el 19 febrero, 2018. Categoría(s): Naukas
Publicidad
La pregunta Naukas 2018
La pregunta Naukas 2018

¿Qué persona o hecho marcó tu carrera, tu interés por la ciencia o tu investigación? 

Cuando Irreductible nos propone una nueva pregunta Naukas me echo a temblar porque nunca tengo LA respuesta a lo que nos pregunta. Lo que sí me ocurre normalmente es que la pregunta Naukas desencadena en mi cerebro una cascada de nuevas preguntas de respuesta múltiple. Así que voy a hacer trampa y no voy a hablar de una persona sino de varias y también de algún colectivo.

1. Mis padres. Generalmente digo que mi padre, porque yo por mi padre tenía (y tengo) absoluta adoración aunque falte desde hace demasiado tiempo. Pero en realidad soy “de ciencias” por ellos, y anecdóticamente puedo alardear de haber sido “supervisora” de tesis antes que doctora puesto que me leí (sin entender casi nada) tres veces la tesis de mi padre (a los 14 años, flipad) para corregirle los errores tipográficos y “asesorarle” con la puntuación.

2. Mi profesora de química en el colegio, Ángeles Riera. La señorita Riera (fui a colegio de monjas, gentes, es lo que hay y ni tengo traumas ni renegaré jamás de mi colegio) inculcó en mí y en muchas chicas (sí femenino) de mi generación el amor por la química. Recuerdo sus exhortaciones a dibujar los problemas de física (cuando la asignatura era compartida) y la caña que nos metía con los factores de conversión. Acabé en ingeniería química por “su culpa” y gracias a ella tenía la base suficiente como para superar sin demasiados problemas las asignaturas de química avanzada que nos habían puesto en primero sin tener un curso de química general… (podríamos hablar mucho también sobre quién piensa la organización de los temarios…)

3. Tuve profesores buenos y malos en la carrera, supongo que como todos, pero los que recuerdo como muy buenos no eran del área de ingeniería química así que su influencia puede considerarse limitada. Aun así, gracias Ramón Liz, gracias Teófilo Brezmes, gracias Ángel M. Pendás.

4. Creo que estoy en investigación casi por casualidad. Pero esa casualidad tiene un nombre, el de Ana B. García Suárez, que fue la primera persona que me habló del programa de becas de introducción a la investigación del CSIC, que fue mi puerta de entrada al INCAR. En el INCAR fue decisivo para mí el apoyo y la mentorización de uno de mis directores de tesis, el Prof. Antonio B. Fuertes.

5. Y luego está la divulgación y está Naukas como comunidad. En Naukas me he sentido comprendida, y Naukas me incita a superarme. Y a Naukas llegué por Historias de la Ciencia de Fernando del Álamo (omalaled) que fue uno de los primeros blogs de ciencia con los que me topé y que me atrapó. Y gracias a Naukas me encontré con Javier F. Panadero al que admiro y que inspira muchas de mis actividades de divulgación con niños.

Pero ¿para qué os he contado este rollo? Supongo que muchos de mis compañeros os habrán hablado de Carl Sagan, de que descubrieron el amor por la ciencia desde niños, que se hacían constantemente preguntas. Mi historia es mucho más convencional y prosaica. Soy científica, y además he tenido la (grandísima) suerte de conseguir una posición permanente a una edad razonable pero he llegado aquí sin una vocación clara desde la infancia. Me gusta lo que hago, pero podría vivir haciendo muchas otras cosas y sentirme completamente realizada. He tenido muchas influencias en mi vida pero sobre todo ha habido influencias cotidianas, de la gente que me rodeaba. Y son ellos los que merecen mi reconocimiento.



Por Teresa Valdés-Solís, publicado el 19 febrero, 2018
Categoría(s): Naukas

 

Publicidad