La pregunta Naukas 2018 – Ángel Gómez Roldán

La pregunta Naukas 2018
La pregunta Naukas 2018

¿Qué persona o hecho marcó tu carrera, tu interés por la ciencia o tu investigación?

Ay, qué pregunta más fácil, al menos en mi caso… Estoy seguro que no voy a ser el único que voy a mencionar al gran Carl Sagan.

Uno de sus amigos y colaboradores más cercanos, el también científico –y escritor de ciencia ficción hard– Gentry Lee, dice en una de las biografías de Sagan: «Carl probablemente tocó mas corazones y mentes que cualquier otro científico de la historia. Apostaría que más gente ha decidido llevar a cabo carreras científicas por su influencia que por cualquier otra persona. Por todas estas cosas, el mundo debería estarle eternamente agradecido.»

cosmoslibro

Yo era un adolescente en bachillerato cuando la serie de televisión Cosmos se estrenó en España, principios de la década de los años 80, si no recuerdo mal. Aunque a mi ya me gustaba la astronomía desde mucho antes –cuando tenía doce años compré unas lentes y oculares de un viejo prismático soviético en el Rastro de Madrid y fabriqué con un tubo de cartón un primitivo telescopio como el de Galileo-, cada capítulo semanal que echaban en la televisión de Cosmos suponía una hora de descubrimientos y maravilla. La capacidad de comunicación y la pasión de Sagan por compartir la ciencia y la astronomía me impactaron tanto, en especial su sentido de la trascendencia, que decidí, en el arrebato típico de la juventud, «yo quiero hacer esto de mayor». Leí todos sus libros, y algunos como el propio Cosmos, Pale Blue Dot, El mundo y sus demonios o El cometa, que hizo coincidir con la visita del Halley en 1985-86, no hicieron más que reafirmarme en ese camino de ser divulgador científico: compartir y contar la pasión por la astronomía y su capacidad de darnos perspectiva.

El mes de su muerte, diciembre de 1996, me encontraba trabajando como operador de telescopio en el telescopio infrarrojo Carlos Sánchez del Observatorio del Teide, del Instituto de Astrofísica de Canarias. Recuerdo que los comentarios de los astrónomos y el personal del observatorio cuando nos enteramos del fallecimiento de Sagan fueron todos unánimes: «A mí me marcó mucho lo de Cosmos

El hecho de que desde haber visto la serie y haber leído el libro, me decidiese firmemente en mi vocación de trabajar divulgando la ciencia, es una consecuencia directa de la extraordinaria habilidad de Carl Sagan para transmitir la sensación de maravilla de la ciencia, una sensación que me acompaña y me acompañará durante toda mi vida. Cosmos fue, en mi caso, el catalizador de toda una manera de ver y entender la vida. Y, como decía Gentry Lee, por todas esas cosas –y muchas más–, el mundo debería estarle eternamente agradecido.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.