Bacterias en la escena del crimen

Alguna vez habréis oído hablar sobre la incapacidad de identificar correctamente huellas dactilares, ya sea por la superficie donde están, o por ser huellas parciales. En estos casos la huella se vuelve una prueba prácticamente inútil, sin embargo esto podría cambiar pronto.

La piel humana tiene una enorme cantidad de bacterias que se transfieren con relativa facilidad a las superficies que tocamos, estas bacterias tienen la capacidad de persistir durante semanas e incluso meses en superficies cotidianas, ya que son extremadamente resistentes al estrés ambiental.

Según algunos estudios las comunidades naturales de nuestras manos se recuperan pocas horas después de lavarlas. Esta capacidad es consecuencia del ambiente que habitan, tan sólo has de pensar en la actividad diaria de tus manos, la cantidad de superficies y químicos con los que entra en contacto, el continuo lavado con jabones, y un sin fin de situaciones que dificultarían el crecimiento de muchos microorganismos. Sin embargo cada noche cuando vas a dormir las comunidades bacterianas se estabilizan de forma única.

Comunidades que son constantes y resistentes, y lo más importante, exclusivas de cada individuo. Según los estudios entre las palmas de las manos de dos personas cualquiera, tan sólo un 13% de los filotipos bacterianos son comunes, existiendo diferencias importantes incluso entre gemelos idénticos.

Con estas premisas se diseñó un experimento para ver la capacidad de la “huella dactilar bacteriana”.

Para ello se tomaron muestras de los teclados de tres ordenadores y se compararon las comunidades que habitaban en las teclas con las de las manos de sus dueños. Tras analizar y secuenciar se comprobó que las huellas bacterianas tenían una similitud muy fuerte que permitía discriminar con seguridad quién había tocado cada teclado.

Comparación entre bacterias aisladas de los teclados frente a las bacterias aisladas de la piel de sus dueños | Fuente

Sin embargo la técnica tiene algunos problemas, entre ellos la necesidad de crear una base de datos que contenga los microbiomas (huellas bacterianas) con el fin de realizar comparaciones rápidas. Aunque como de costumbre aparecen problemas bioéticos y es que las pruebas indican que nuestro microbioma nos hace más únicos que nuestro propio genoma.

Aún así el potencial de este método permitiría resolver situaciones que a día de hoy están fuera de nuestro alcance, como por ejemplo obtener perfiles de huellas incompletas o incluso de zonas en las que antes no era posible, cómo telas o superficies con relieves.

—————————-
Más información:

Curiosidades de la Microbiología.

FiererN,HamadyM,LauberCL,KnightR(2008)Thein␣uenceofsex,handedness,and washing on the diversity of hand surface bacteria. Proc Natl Acad Sci USA 105:17994–17999.

Noah Fierer, Christian L. Lauber, Nick Zhou, Daniel Mcdonald, Elizabeth K. Costello, and Rob Knight. Forensic identification using skin bacterial communities. Proceedings of the National Academy of Sciences, 2010; DOI: 10.1073/pnas.1000162107

—————————-
Este artículo nos lo envía Jose Jesus Gallego (@Raven_neo) autor del blog Microgaia

13 Comentarios

Participa Suscríbete

Arturo Quirantes Sierra

No es por fastidiar a Grissom, pero un estudio con tres individuos es de todo menos concluyente. Basta con elevar el número a, digamos, seis o diez, y la gráfica tendría tantos puntos solapados que no serviría como identificación.

Eso por no hablar de los problemas derivados de la contaminación cruzada, el efecto de lavarse las manos, la enorme cantidad de personas que hay por ahí, la combinación de marcas de microbiomas cuando varias personas tocan el mismo objeto, la transferencia de esos microbiomas entre personas cuando tocan algo, se estrechan la mano ….

Si alguien cree que con una base de datos de microbiomas la cosa será como con las huellas (procesando, biiip, Match Found), mejor que se olvide. Todo lo más, podría servir para descartar a algún sospechoso, o bien para obtener una evidencia circunstancial, y eso cuando el número de sospechosos sea pequeño.

Raven

Le respondo con más calma ahora, que esta mañana lo hice desde el móvil.

un estudio con tres individuos es de todo menos concluyente. Basta con elevar el número a, digamos, seis o diez, y la gráfica tendría tantos puntos solapados que no serviría como identificación.

Ese estudio fue el primero y en mi opinión el más claro visualmente hablando. Existe otro en el que comparan 9 individuos con una base de datos de 270 personas.

(For the computer mouse study, we recruited nine healthy adults (four female and ␣ve male, all 20–35 years of age) who worked in the same building on the University of Colorado campus. Using the swabbing technique described above, the entire exposed surface of each computer mouse and the palm surface of the individual’s dominant hand… )

Eso por no hablar de los problemas derivados de la contaminación cruzada, el efecto de lavarse las manos, la enorme cantidad de personas que hay por ahí, la combinación de marcas de microbiomas cuando varias personas tocan el mismo objeto, la transferencia de esos microbiomas entre personas cuando tocan algo, se estrechan la mano ….

En el artículo dan especial importancia al tema de lavarse las manos, queda claro que las comunidades bacterianas aún siendo eliminadas casi completamente de la palma de la mano, se recuperan y estabilizan en pocas horas. Además los sujetos de los experimentos compartían lugar de trabajo en algún caso.

(…Two of these individuals shared the same office space…)
(…and the volunteers were told to follow their typical hand hygiene practices before the sampling…)

Si alguien cree que con una base de datos de microbiomas la cosa será como con las huellas (procesando, biiip, Match Found), mejor que se olvide. Todo lo más, podría servir para descartar a algún sospechoso, o bien para obtener una evidencia circunstancial, y eso cuando el número de sospechosos sea pequeño.

Igual no creo que sea, sobretodo por el gran desconocimiento que aún tenemos de las bacterias en general y de la microbiota concretamente, Pero hay algún datos que suenan bastante bien, como por ejemplo la diferencia entre las comunidades de la mano izquierda y derecha, o la diferencia entre hombres y mujeres, e incluso entre gemelos idénticos.

Bien planteado una sola huella bacteriana podría acotar bastante la búsqueda.

Saludos y gracias por comentar.

Raven

Se hicieron otros experimentos usando ordenadores públicos y los resultados seguían siendo buenos, concretamente 9 ratones comparados con 250 manos distintas a esos 9 dueños. Saludos

BloodStarBloodStar

En el penúltimo párrafo te falta una S mayúscula en “in embargo”.

Me ha gustado el artículo, es interesante.

LONARLONAR

Me gustaría plantear una cuestión…

Cuando manejo un ordenador en el cual ha estado trabajando otra persona 8 horas, obviamente “sus bacterias” pasarían a mis manos. deduzco que si mi población es siempre la misma, entonces la composición química del sudor de cada persona es muy diferente, provocando por selección natural las distintas cepas… ¿O hay otra cuestión (hábitos de vida, productos de limpieza, etc)? La pregunta no es baladí, porque implicaría que cambiando nuestro hábitos, cambiaría la población bacteriana…

AmaraAmara

LONAR, yo quería plantear algo similar pero te has adelantado ;-)

Al igual que tú comentas que otros factores podrían alterar la microbiota (hábitos de vida, productos de limpieza, etc), yo me había planteado que alguno de esos factores podría ser la alimentación que es tan variable. Si la flora intestinal se ve alterada por la dieta, el estrés, antibióticos, probióticos etc se me había ocurrido que la flora epitelial también podría estar sujeta a cambios… con lo cual, esa base de datos hipotética bacteriana no sería muy constante.

Además, si tenemos en cuenta el número de especies bacterianas descritas, la huella de cada persona no será sólo cualitativa sino cuantitativa y estoy segura que algún factor debe influir en la cantidad para que ésta no sea constante.

Dejando esto a un lado, estoy de acuerdo con Arturo en cuanto al problema de las contaminaciones cruzadas. Me parece algo todavía lejano…

Uff, perdonad esta ida de olla!

Muy interesante Raven! :-)

Saludos

Raven

Para las pruebas se tomaron sujetos que no habían tomado antibióticos desde hacía 6 meses.

Respecto a la alimentación y las diferencias entre las microbiotas intestinales y de la piel… No tengo datos que digan que la microbiota del intestino cambie frecuentemente, el único cambio que conozco es el que se da en el destete. Al cambiar la leche materna por papillas y leches preparadas las poblaciones intestinales varían bastante. Cambios en la etapa adulta de la flora intestinal están relacionados frecuentemente con enfermedades. Aún así, al intestino llegan muchos nutrientes y muy variados que permiten una riqueza microbiana enorme. En el caso de la piel los únicos nutrientes son el sudor, las secreciones sebosas y poco más. Lo cual limita la diversidad y riqueza microbiana.

Saludos !

AmaraAmara

Gracias por la aclaración Raven! Confirmo el cambio de flora tras el destete. Ha sido un error mío pensar que la flora epitelial podía también estar sujeta a variaciones.

Pero aportas una nueva información que me ha descolocado. ¿A qué puede deberse la diferencia entre comunidades de una mano y otra?

Feliz día a todos

Raven

Igual que la diferencia entre gemelos idénticos… Podría ser el medio o podrían ser procesos genéticos (epigenéticos) complejos. Yo diría que una mezcla de ambos, pero que yo sepa, aún no se sabe con seguridad la razón.

Saludos !

0 (0 Votos)
Raven

Tu población bacteriana no permitiría que otras creciesen en ese lugar. Esa es una de las muchas funciones de la microbiota normal, impedir que otros microorganismos se desarrollen donde están ellas.
Los factores que determinan la microbiota no están claros, según parece, esta sólo varia en condiciones de enfermedad o durante las distintas etapas del desarrollo. Imagino que los hábitos de vida también deben influir, aunque desconozco hasta que punto.

De todas formas, el reconocimiento entre nuestro organismo y los microorganismos que lo habitan es muy alto, tanto que que existen bacterias que influyen en nuestro sistema inmune o en el
desarrollo cerebral.
Es un tema que está de plena actualidad para decir nada con seguridad, pero personalmente diría que nuestras poblaciones no cambiarían demasiado y si cambian demasiado podrían ser “rechazadas” por el organismo…

Saludos!

DarylDaryl

Lei hace poco que la Guardia Civil ya ha utilizado la huella microbiana para resolver un crimen. Fue de una manera más indirecta: El sospechoso negaba haber estado en algún momento en el lugar del crimen, pero en sus zapatos habia unos restos de tierra. La huella microbiana de esta coincidia con la del crimen, con lo cual al menos los zapatos SI habian estado en la escena del crimen. No solo las personas tienen huellas microbianas.

2 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Alguna vez habréis oído hablar sobre la incapacidad de identificar correctamente huellas dactilares, ya sea por la superficie donde están, o por ser huellas parciales. En estos casos la huella se vuelve una prueba prácticamen…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>