Hacer queso usando nuestra propia microbiota

El queso es un producto que consumimos de forma casi diaria, fruto del metabolismo de algunas bacterias sobre la leche. Muchas personas se empeñan eliminar todos los microorganismos de su vida, en una obsesión total por la limpieza, sin embargo vivimos en un mundo completamente rodeado de comunidades microbianas, y por mucho que los anuncios de limpieza se empeñen en eliminar ‘el 99% de los gérmenes’ las bacterias no van a dejar de ser parte fundamental en nuestra vida.

Muchos gérmenes son causantes de olores que pueden gustarnos más o menos, sin embargo esta obsesión por la limpieza puede terminar acabando con todos los olores, o eso piensa Christina Agapakis. Según la investigadora los olores pueden ser una forma de comunicación química muy importante, tanto en animales como en bacterias, por ello se centró en el queso como “organismo modelo”.

Los quesos malolientes son el hogar de ricas comunidades bacterianas, que se relacionan estrechamente con los olores de algunas zonas de nuestro cuerpo, como por ejemplo los pies o las axilas. Esta investigadora se preguntó si podría la biología sintética abordar el estudio de estas bacterias en entornos “naturales”, como el queso, en lugar de los cultivos puros de laboratorio.

Según parece la microbiota del cuerpo se parece a la microdiversidad encontrada en algunos quesos, lo que llevó a los investigadores a indagar sobre el origen histórico de la microflora de estos. Teniendo en cuenta el aspecto fisicoquímico de los quesos se especuló con el posible origen humano de muchos de los sabores encontrados en estos productos lácteos. Con el objetivo de comprobar su hipótesis, ¡se decidieron a producir queso usando aislados bacterianos de sus propios cuerpos! El resultado fueron parece ser unos quesos frescos únicos…

Para saber más tenéis disponible la tesis sobre dicho tema

8 Comentarios

Participa Suscríbete

Manuel Sánchez

Muy llamativo y divertido, pero dejan sin responder una pregunta.

¿A qué saben esos quesos? Te lees el artículo y lo único que encuentras es la descripción de los olores y la caracterización de los microorganismos, pero de probarlos, nada de nada.

Van a tener que jugar al famoso juego de “yo lo pago, tú lo mezclas y este se lo bebe” pero en versión queso ;-)

Raven

Está claro que les falta “amor por la ciencia”… Eso si, el olor parece relacionarse con algún queso famoso, eso si. El sabor a saber.

Alguien también aportó la idea de hacer queso con microbiota vaginal… Me pregunto si tendría mercado este tipo de queso.

Amara

jajajajaja me estaba planteando la misma pregunta que Manuel…. quién es el guapo que los prueba? :-S

Muy curioso Rav

DarkSapiens

En hacer queso… para investigar la relación entre la microbiota de los quesos y la humana, lo que podría dar resultados interesantes e incluso con posibles aplicaciones alimentarias o médicas, ¿no?

Es como si describieras la investigación con otros microorganismos como “en esto se gastan nuestros impuestos, en dejar que crezca moho”.

oraciooracio

No hay aplicaciones para esto shurmana, la única aplicación real es salir por los medios de comunicación, ganar prestigio y así obtener suibvenciones para futuras investigaciones, una táctica por otra parte típica.

2 Trackbacks

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>