2010 una odisea espacial… de gallumbos

El calzoncillo que aguanta un mes sin lavarse. | Fuente imagen: Ecouterre.

Japón, verano del 2010, altas temperaturas, asiáticos sudorosos moviéndose por las calles atestadas. Podemos imaginar el olor de las partes pudendas de los nipones con tanto ajetreo. Pero, snif snif… ¡algo está cambiando!

Según comentan en Bloomberg, el producto estrella de este verano no es un helado que incorpore los grandes éxitos de Georgie Dann, o un robot abanico. No, en la tierra del sol naciente lo que triunfa es el gallumbo (o calzoncillo) espacial. Y es que a medida que las temperaturas suben en el archipiélago, batiendo récords de calor, las ventas de ropa interior masculina absorbe-olores (diseñadas originalmente para astronautas) suben más que el consumo de refrescos.

En efecto, Koichi Wakata, el primer japonés en visitar la Estación Espacial Internacional, tuvo el privilegio de probar el calzoncillo prototipo el año pasado, cuando (ojo que la frase puede herir la sensibilidad de los adictos a la limpieza) llevó durante un mes el mismo par de calzones, cosa normal puesto que allí arriba no hay lavadoras.

Según comentó el propio Wakata tras su dudoso logro: “Los usé un mes entero y el resto de la tripulación nunca se quejó, así que supongo que funcionan”.

La compañía que comercializa los bañadores Speedo en Japón, llamada Goldwin, afirma que el proceso de neutralización de olores de esta prenda es capaz de vérselas hasta con cuatro litros de sudor. El momento para lanzar este producto no ha sido fortuito, puesto que la Agencia Meteorológica Nipona ha predicho que este será el verano más caluroso en Tokio en 100 años (de momento ya se han alcanzado temperaturas de hasta 36ºC).

El secreto de estos calzoncillos parece estar en el tejido, que se basa en nanotecnología y en el árbol del eucalipto. Según su fabricante, Toray, el tejido es ligero, absorbe el sudor, elimina el olor y la electricidad estática, es antibacteriano, resistente al fuego y seca rápido. Además (y esto encantará a los ecologistas) es capaz de ahorrar el consumo de agua, ya que requiere de pocos lavados.

Resumiendo, el sueño de cualquier guarro por fin a nuestro alcance. ¿Te quieres comprar unos MXP Underwear? Pues son tuyos por unos 1.680 yenes (tranquilo, al cambio son solo 15 €).

Me enteré leyendo Ecouterre.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.