Genética de tronos (V). Bran Stark, arcianos y dominancia incompleta

Por biogeocarlos, el 5 mayo, 2014. Categoría(s): Divulgación • Genética
Publicidad

Ya hemos llegado al ecuador de la serie Genética de tronos, y evidentemente a la mitad de la cuarta temporada de la serie de televisión, y en un par de capítulos hemos podido ver como la trama del Norte vuelve a tomar protagonismo con las historias de Jon Nieve en el muro, y de Bran Stark adentrándose cada vez más en las inhóspitas y heladas tierras norteñas. De Jon ya hablamos en la tercera entrega, por lo que ahora es el turno del valiente Bran y de su mágica relación con los árboles. Es recomendable que todos aquellos que todavía no han visto la serie completa o no han leído los libros, no lean los problemas, ni los originales ni los nuevos, puesto que puede haber spoilers, aunque intento poner los menos posibles. Avisados estáis.  😉

 Capítulo 5. Bran y los arcianos.

 Tras el tremendo capítulo 4×04, en el que la trama del Norte dio un giro tan espectacular, que ha convertido a este episodio en el más visto de la saga, no podíamos dejar de tratar aquí a uno los personajes protagonistas. Y como hemos dicho antes, ahora le toca a Bran.

Bran cargado por Hodor. Fuente
Bran cargado por Hodor. Fuente

Aprovecharemos el viaje de Bran hacia el Norte, más allá del Muro, para fijarnos en algunas de las plantas mencionadas en Juego de tronos, que nos servirán después para explicar un par de conceptos sencillos de genética. Las plantas en las que vamos a detener nuestra mirada son los arcianos, los árboles más conocidos en todo Poniente. Y eso que en el vasto mundo creado por Martin abundan las especies vegetales, tanto reales como ficticias, pero entre las rosas azules del invierno, los centinelas, las hierbas fantasmas, los aurocorazones y los besos venenosos, destacan poderosamente los arcianos, por su protagonismo en algunas potentes escenas tanto de la serie como del libro.

Un impresionante arciano tras Jon Nieve. Fuente
Un impresionante arciano tras Jon Nieve. Fuente

Los arcianos son árboles de hoja caduca cuyas características principales son: una corteza blanca, grandes raíces y enorme porte, y unas llamativas hojas de color rojo en el haz y color blanquecino en el envés. Además, algunos de ellos tienen una cara humana tallada en su corteza que parecen muy reales debido a la savia roja que chorrea por la corteza a veces, a modo de lagrimas. En este caso, los arcianos reciben el nombre concreto de árboles corazón.

Catelyn Stark y los norteños junto a un arciano. Fuente
Catelyn Stark y los norteños junto a un arciano. Fuente

El árbol corazón está poderosamente ligado a la religión más antigua que se conoce en Poniente y que siguen la mayoría de las casas del norte y también los salvajes de más allá del Muro. Se trata de la llamada fe en los dioses antiguos. A diferencia de los nuevos dioses representados en la fe de los siete, los antiguos no están basados en ninguna figura humana, sino que son espíritus presentes en la tierra, el agua, las rocas, los animales, los árboles y la naturaleza en general. El origen de este culto proviene de la edad en la que aún existían los Niños del bosque y se supone que fueron ellos quienes tallaron sus caras durante la Edad del Amanecer.

Rostro tallado en un arciano. Fuente
Rostro tallado en un arciano. Fuente

Los arcianos crecían de forma silvestre en los bosques, y después de que los Primeros Hombres abrazaran la fe en los dioses antiguos, plantaron bosques de dioses en sus fortalezas y pueblos. Un bosque de dioses estaba formado por un pequeño bosquecillo con distintas especies vegetales, entre las que se ubicaba un solo arciano, que era utilizado para dar testimonio de eventos importantes, como los matrimonios, o el juramento de la Guardia de la noche. En el presente del mundo de Juego de tronos, es habitual que los habitantes del Norte recen a los dioses antiguos a los pies de un árbol corazón.

Arciano en el bosque de dioses de Invernalia. Fuente
Arciano en el bosque de dioses de Invernalia. Fuente

En cuanto a otros usos que tienen los arcianos en Poniente, nos encontramos que la madera de arciano es un excelente material de construcción, ya que una de sus principales características es que no se pudre. Se suele usar para hacer arcos, lanzas y flechas, como hemos visto que hacen Ygritte en la serie y Lord Brynden Ríos en los libros. Y por supuesto, se usa también para hacer muebles, como la mesa de reuniones de la Guardia Real o el trono de la Casa Arryn en el Nido de Águilas. Las enormes vigas de madera de Harrenhal, también están hechas de arciano.

Ygritte preparando flechas de arciano
Ygritte preparando flechas de arciano

La estrecha relación de los arcianos con la casa Stark queda evidenciada desde el principio de la serie y de los libros de Canción de hielo y fuego. En diversas ocasiones, no era raro ver a Eddard Stark pensativo en el bosque de dioses de Invernalia; o a Sansa rezar, o evadirse de las penalidades, bajo el arciano del bosque de dioses de la Fortaleza roja en Desembarco del rey; Jon Nieve hizo su juramento como hermano de la Guardia de la noche bajo un grupo de arcianos cerca del Muro, y Bran Stark interacciona bastante en los libros con los arcianos a lo largo de su trama. De hecho, parte de esto es mostrado en el segundo episodio de la cuarta temporada, en el que hemos visto la estrecha relación que hay entre Bran y los arcianos, reflejada en la escena en la que el pequeño Stark, acompañado de sus fieles compañeros de viaje, Verano, Hodor, Meera y Jojen, se acerca a un arciano, toca su corteza y sus ojos se vuelven blancos para pasar a tener una impresionante visión sobre el pasado, el presente y el futuro de Poniente…

Bran a punto de tocar la corteza del arciano. Fuente
Bran a punto de tocar la corteza del arciano. Fuente

Pero al igual que las otras plantas que nombrábamos al principio, los arcianos no existen en la realidad. Su nombre en español parece ser una contracción entre ‘arce‘ y ‘anciano‘, aunque en la versión original, el nombre, tiene poco que ver con estos significados. El nombre real de estos arboles es ‘weirwood‘, mezcla de dos palabras que no tienen mucho sentido juntas (‘weir‘ = presa + ‘wood‘ = madera). El caso es que si buscamos en el mundo real algún árbol que se parezca al arciano lo tenemos difícil, puesto que hay árboles de hojas rojas, árboles de corteza blanca y árboles de gran porte, pero no existe ninguna especie que reúna las tres características como el arciano, y además tenga la savia de color rojo sangre.

Representación artística de un arciano. Fuente
Representación artística de un arciano. Fuente

Existe un árbol real que se podría parecer un poco a un arciano, pero con una tamaño bastante más pequeño en comparación. Se trata del arce japonés palmeadoAcer palmatum, una especie nativa de Japón y Corea del Sur, que habitualmente y en estado salvaje tiene hojas verdes, pero que en otoño adquiere una tonalidad rojiza muy parecida a la que presentarían los arcianos. El arce japonés es un árbol caducifolio pequeño con hojas palmatilobadas de colores que varían desde el púrpura al verde en primavera, volviéndose rojo brillantes en otoño, como ya hemos comentado. Sus flores están en pequeñas cimas, y cada flor individual consta de cinco sépalos rojos o púrpuras y cinco pétalos blancos. Su fruto está formado por un par de sámaras aladas.

Acer palmatum. Fuente
Acer palmatum. Fuente

Se cultivan distintas variedades de arce japonés desde hace siglos, en las cuales el fenotipo de las hojas es muy variable, tanto en el color como en la forma de las hojas, y también en la variabilidad de colores y formas a lo largo de las estaciones o a lo largo de la vida de la planta, siendo muy llamativas las que mantienen sus hojas rojizas durante casi todo el tiempo, u otras más pequeñas de hojas verdes y con forma de arbusto decorativo. En Japón y en otras zonas de oriente son muy populares también en forma de bonsai y se cultivan desde hace cientos de años variedades de todo tipo.

Acer palmatum con hojas verdes. Fuente
Acer palmatum con hojas verdes. Fuente
Bonsai de Acer palmatum. Fuente
Bonsai de Acer palmatum. Fuente

Otras variedades de arce, muy similares al japonés, también podrían valer como ejemplares reales con características parecidas a los arcianos, como ocurre con el Acer ginnala o Arce de Amur, que también es un árbol pequeño, con corteza grisácea y hojas que se tornan rojizas en otoño. Al igual que el arce palmeado, esta especie de origen asiático, es bastante tolerante al frío y crece como planta ornamental en regiones del norte de Europa y América, y está naturalizada en diversas zonas de Norteamérica.

Acer ginnala con hojas de otoño. Fuente
Acer ginnala con hojas de otoño. Fuente

El color de flores y hojas en las plantas puede variar dentro de la misma especie a consecuencia de mutaciones que hacen que aparezcan nuevos fenotipos, que a veces son seleccionados y pasan a formar parte de las poblaciones habituales. Estos nuevos alelos se extenderán en las poblaciones con más o menos éxito según sean dominantes o recesivos, pero a veces se la circunstancia de que existen alelos que no dominan sobre sus semejantes ni son recesivos con respecto a ellos, nos referimos a los casos de codominancia y de herencia intermedia, que son dos tipos de lo que llamamos dominancia incompleta.

La herencia intermedia tiene lugar cuando los dos alelos se expresan en el fenotipo, pero sin dominar el uno sobre el otro, aunque mezclándose entre sí, para dar lugar a la aparición de un fenotipo nuevo y distinto al de los progenitores, como ocurre con el típico ejemplo de las flores rojas y blancas de la planta de dondiego de noche o Mirabilis jalapa. En un cruce entre un dondiego de noche de flores rojas y uno de flores blancas, el 100 % de la descendencia serán heterocigóticos que presentan un fenotipo intermedio de color rosado.

Herencia intermedia en Mirabilis jalapa. Fuente
Herencia intermedia en Mirabilis jalapa. Fuente

En cuanto a la codominancia, se trata de un fenómeno parecido, en el que los dos alelos se expresan también, sin dominar el uno sobre el otro, pero sin mezclarse entre sí, aunque mostrándose ambos en el fenotipo de la descendencia, como ocurre en algunas especies del género Camelia, con plantas descendientes de progenitores con flores blancas y rosadas, que presentan flores con parches de color blanco y rosado. Algo similar ocurre en los grupos sanguíneos con el sistema de determinación AB0, cuando dos progenitores de grupos A y B respectivamente tienen un descendiente de grupo AB.

Codominancia en plantas del género Camellia. Fuente
Codominancia en plantas del género Camellia. Fuente
Codominancia en los grupos sanguíneos A y B. Fuente
Codominancia en los grupos sanguíneos A y B. Fuente

En muchas ocasiones, ambos términos, herencia incompleta y codominancia se confunden y se intercambian entre sí, pero ambos casos son diferentes. Como hemos dicho en la codominancia, las dos variedades alélicas coexisten en el fenotipo, lo cual no se muestra en la herencia intermedia, donde el producto de la interacción de los alelos produce un fenotipo intermedio. A pesar de esto, las proporciones fenotípicas de la segunda generación filial en ambos casos son las mismas (1:2:1), dando lugar al doble de individuos de genotipo intermedio o moteado, que de cada uno de los individuos iguales a los progenitores. En la interacción génica normal entre dos alelos, lo que llamaríamos dominancia completa, nos encontramos unas proporciones fenotípicas de 3:1.

Segunda generación filial en flores de Mirabilis jalapa. Fuente
Segunda generación filial en flores de Mirabilis jalapa. Fuente

Problema 15.

En su largo viaje hacia el Norte por indicación del misterioso Cuervo de Tres Ojos, Bran Stark es transportado por el bueno de Hodor, y recibe la ayuda de Meera y Jojeen Reed, sin olvidar la compañía de su fiel lobo huargo Verano. En una de sus paradas cerca del torreón de Craster, Bran se acerca a un arciano para observar el extraño rostro que los Primeros Hombres tallaron en su tronco y cuando su mano toca la blanquecina corteza del árbol, múltiples visiones acuden a su mente, entre las que se encuentran visiones del salón del Trono de Hierro de la Fortaleza Roja cubierto de nieve, varias escenas del pasado e incluso la sombra de un dragón sobrevolando Desembarco del Rey…

Bran se queda extrañado, y durante un tiempo tras las visiones pasa horas pensando en qué podrán significar. Entre esas visiones, también pudo ver cómo uno de sus antepasados, un Stark, se encontraba en lo que sería el futuro bosque de dioses de Invernalia y como multitud de especies de árboles que le eran muy familiares comenzaban a crecer en ese mágico lugar. Bran pudo ver como el hombre hacía crecer pequeños árboles en una zona apartada al bosque de dioses y como desde allí los transplantaba después en aquel lugar sagrado.

Bran Stark rezando en el arciano de Invernalia. Fuente
Bran Stark rezando en el arciano de Invernalia. Fuente

Observó que, con mucha paciencia, el hombre recogía flores de arcianos que iba encontrando por diversos lugares del Norte de poniente y como depositaba con mucho cuidado el polen que extraía de unas flores en otras, en lo que le parecía un extraño ritual. Un día utilizó el polen de un arciano de hojas rojas, en las flores de otro de hojas de color verde y sembró las semillas que obtuvo al cabo del tiempo.

Atendiendo a todo lo anterior ayuda a Bran a resolver las siguientes cuestiones:

a) Teniendo en cuenta que los alelos que producen hojas de color rojo y hojas de color verde en los arcianos son codominantes entre sí, y que la mezcla de fenotipos da lugar a la aparición de hojas de color púrpura, realiza el cruzamiento e indica el porcentaje fenotípico y genotípico de la primera y de la segunda generación filial de plantas que obtuvo el misterioso personaje de las visiones de Bran. Datos: R –> hojas de color rojo; V –> hojas de color verde; RV –> hojas de color púrpura.

b) Sabiendo que el antepasado de Bran buscaba conseguir un arciano de hojas rojas para que fuera el árbol corazón del Bosque de Dioses de Invernalia, explica razonadamente que cruzamiento sería el más apropiado para obtenerlos, si tuviera solamente semillas de arcianos de hoja verde y arcianos de hoja púrpura. Realiza para ello los siguientes cruzamientos: verde x verde; verde x púrpura; y púrpura x púrpura.

—————

Referencias:

– Wikipedia. Acer palmatum.

– Wikipedia. Acer ginnala

– Wikia de Juego de tronos. Arciano.

– Wikia Hielo y Fuego. Arciano.

– AWOIAF. Weirwood.

– En el trono de Hierro. El arciano y la fe en los dioses antiguos.

– Germplasm Resources Information Network. Acer palmatum.

– The plant list. Género Acer.

– PNTIC. Herencia intermedia y codominancia.

– MedlinePlus. Genética.



Por biogeocarlos, publicado el 5 mayo, 2014
Categoría(s): Divulgación • Genética

 

Publicidad