Humor y matemáticas (III)

17 Humor matematico 03

Las matemáticas son el arte de darle el mismo nombre a cosas diferentes.

Henri Poincaré

Hay varios hombres de ciencia reunidos y a todos se les hace la misma pregunta, “¿Cuánto es 2 + 2?”

El ingeniero saca su regla de cálculo, la mueve para aquí y para allá y dice “3.999.”

El estadístico consulta sus referencias, define el problema en un algoritmo en su computadora y anuncia, “la respuesta está en el intervalo entre 3.98 y 4.02.”

El matemático se queda pensando un rato y al final dice, “No sé cuál es la respuesta, pero les puedo decir que definitivamente, existe una respuesta.”

El filósofo sonríe y pregunta, “¿Pero qué quieres decir cuando dices ‘2 + 2’?”

El lógico replica, “Por favor define el enunciado ‘2 + 2’ de forma más precisa.”

El sociólogo interviene, “Pues no lo sé, pero qué bueno ha sido hablar del tema.”

El ecologista conductual dictamina, “Eso es un sistema de apareamiento polígamo.”

Finalmente, el estudiante de medicina dice, “La respuesta correcta es 4.”

Todos lo ven asombrados y le preguntan, “¿Cómo lo supiste??” El estudiante de medicina dice, “Me lo aprendí de memoria.”

*

Están un físico, un matemático y un místico New Age tomando un café, y alguien les pregunta cuál creen que es el más grande invento de la historia.

El físico dice, “El control del fuego, que le dio a la humanidad el poder sobre la materia.”

El matemático dice, “El alfabeto, que le dio a la humanidad el poder sobre los símbolos.”

El místico dice, “El termo.”

Los otros dos se le quedan mirando y le dicen, “¿El termo? ¿Por qué diantres el termo es el más grande invento de la historia?”

El místico responde, “Pues miren: el termo es una simple botella que mantiene los líquidos calientes en invierno y fríos en verano.”

Los otros dos preguntan, “Sí ¿y qué tiene eso de maravilloso?”

El místico dice, “¡Piénsenlo! Esa simple botella… ¿cómo sabe cuándo calentar y cuándo enfriar??”

*

Un matemático, un físico y un ingeniero se van juntos de vacaciones y pasean por Escocia, donde rentan un coche para ir por los famosos campos escoceses. Al pasar por un prado abierto, ven una oveja negra pastando.

“Ah”, dice el ingeniero, “veo que las ovejas escocesas son negras.”

“No”, corta el físico, “lo que quieres decir es que algunas ovejas escocesas son negras.”

“Um”, agrega el matemático, “lo único que podemos afirmar es que hay por lo menos una oveja en Escocia y que por lo menos un lado de esa oveja es negro.”

Aquél que puede definir y dividir correctamente, debe ser considerado par de los dioses.

Platón

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.