Humor y matemáticas (VIII)

¿Cómo lo hacían los grandes matemáticos?

 

Cantor lo hacía en diagonal.

Fermat trató de hacerlo en una orilla, pero no tuvo espacio suficiente.

Galois lo hizo la noche antes de morir.

Moebius siempre lo hizo del mismo lado.

Markov lo hacía con cadenas.

Newton lo hacía de pie sobre hombros de gigantes.

Turing lo hizo, pero no se podía decidir si había acabado.

 

…claro, estamos hablando de sus logros más conocidos.

 

* * *

 

UNA ANÉCDOTA GENIAL

El siguiente problema, que es un clásico, puede ser resuelto de la manera fácil o de la manera difícil:

Hay dos trenes a 200 kilómetros de distancia, moviéndose uno hacia el otro a una velocidad de 50 km/h.

Hay una mosca en la parte frontal de uno de los trenes, que empieza a volar entre uno y otro, tocándolos y regresando, a una velocidad de 75 km/h. La mosca sigue haciendo esto hasta que los trenes chocan y la aplastan. ¿Qué distancia recorrió la mosca antes del choque?

Formalmente hablando, la mosca toca cada tren una cantidad infinita de veces antes de chocar (el número tiende al infinito a medida que están por chocar, considerando a la mosca como un punto sin dimensiones). Podría resolverse este problema calculando esta suma infinita.

Pero la forma fácil es ésta: ya que los trenes están alejados 200 kilómetros y ambos se mueven a 50 km/h, les toma 2 horas chocar. La mosca ha estado volando esas dos horas a 75 km/h, de modo que la distancia que recorre son 150 kilómetros. Ya está.

Se dice que cuando le plantearon este problema al genial matemático John von Neumann (1903-1957), respondió inmediatamente “150 kilómetros.”

Al ver la rapidez de la respuesta, el que propuso el problema dijo, “¡Qué raro! La mayor parte de la gente siempre se tarda porque trata de pensar en la suma de la serie infinita.”

Von Neumann contestó, “¿Raro? ¿Por qué raro? Es lo que acabo de hacer.”

Nací en Monterrey, México, y estudié Ingeniería Industrial (especialización en Modelación Matemática) y música. El amor al arte marcial me llevó a China en el 2000, donde resido desde entonces. Estudié idioma e historia y luego fui investigador visitante en el Centro Internacional Wan Lin Jiang de Economía y Finanzas, así como profesor de economía e historia para extranjeros en la Universidad de Zhejiang. Actualmente dirijo en China la Oficina de Transferencia de Tecnologías (OTT) del Tecnológico de Monterrey.



Por Alfonso Araujo
Publicado el ⌚ 28 mayo, 2019
Categoría(s): ✓ Curiosidades • Humor • Matemáticas • Personajes
Etiqueta(s): ,