La verdad sobre los materiales de carbono II: limpian

Decía anteriormente que una de las aplicaciones más importantes de los carbones activados es su utilización para la depuración de aguas. Esta utilización se da tanto en procesos productivos, antes de verter los efluentes a la red de alcantarillado, como en las estaciones depuradoras de aguas residuales, en este último caso generalmente como un tratamiento terciario de depuración que busca eliminar contaminantes que no han sido eliminados en las etapas biológicas previas. Y hace unos días os ponía algunos ejemplos de materiales de carbono para la eliminación de fenol en agua, o de ácido salicílico. Si hacéis una búsqueda en Google Scholar con los términos “carbon” y “water treatment” salen más de 700000 resultados.

Pero los carbones activados no son los únicos materiales de carbono que se utilizan en aplicaciones de “limpieza”. Existen diversos productos de higiene personal que incluyen materiales de carbono en su composición, y un ejemplo de ellos son los champúes y jabones con brea de alquitrán de hulla en su composición.

jabon brea

La brea de hulla o brea de alquitrán de hulla es un subproducto de la destilación de la hulla (un tipo de carbón como sabéis de sobra). La hulla se destila para obtener coque, principalmente, que es un material de carbono que se utiliza en la industria siderúrgica principalmente. Los primeros jabones de brea de alquitrán de hulla se comercializaron a principios del siglo XIX y podemos encontrar publicidad de ellos a principios del XX, en el que se enumeran todas las ventajas de estos productos.

abc jabon brea 09111906
ABC, 9 de noviembre de 1906

La brea de alquitrán de hulla es un producto tóxico, considerado como carcinogénico en concentraciones superiores al 5%, por lo que la concentración de brea de alquitrán de hulla en estos productos se encuentra entre 0.5-5%. Existe abundante bibliografía en la que se analiza el papel de la brea de alquitrán de hulla sobre diversas enfermedades o trastornos de la piel, como psoriasis, ezcemas, caspa o dermatitis seborreica y se considera que la utilización de estos compuestos produce un efecto beneficioso pues tiene cierta capacidad desinfectante.

Pero amichis, el desembarco de los materiales de carbono en cosmética está siendo sido fulgurante. No hay marca que se precie que no haya incluido en su catálogo algún limpiador con carbono, alguna mascarilla, productos que utilizan la capacidad de absorción del carbón para dejarnos la piel como nueva. MEEEC (léase con sonido de bocina) ¡ERROR!

A estas alturas ya deberíamos tener claro que es aDsorción y que carbón no es lo mismo que carbón activado, o si nos vamos a los términos que aparecen en las páginas que hablan de estos productos charcoal (que es un término que se usa principalmente para referirnos al carbón vegetal) no es lo mismo que activated charcoal. Aquí también hay mucho de rollete natural, parece que el carbón vegetal es mucho mejor que el carbón mineral (que también en su origen es vegetal, es solo la denominación convencional) y nos venden las ventajas del carbón de bambú, de coco, del bincho-tan (roble japonés) como si su composición fuese muy diferente de la de otros carbones y utilizan charcoal para hablar indistintamente de carbones y carbones activados. En realidad, los carbones activados obtenidos a partir de estos materiales tienen composición química muy similar a los carbones activados obtenidos a partir de hulla y sus características finales dependen más del grado (y tipo) de activación al que se hayan visto sometidos que a la composición original del material, aunque sí podría haber alguna diferencia en la composición de las cenizas dependiendo del origen.

Algunos productos cosméticos que contienen algo de C que casi nunca se sabe lo que es…

Por tanto es muy difícil a priori saber si los efectos que aseguran proporcionar estos productos gracias al C contenido en su formulación podrían ser proporcionados o no por los materiales de carbono que contienen. Pero hay más cosas que debemos tener en cuenta, a saber ¿el carbón o carbón activo puede proporcionar esa ventaja que aducen? ¿mantiene el carbón (activo) sus propiedades en la formulación? ¿el método de utilización de este producto permite aprovecharse de estas ventajas?

No he encontrado ninguna referencia bibliográfica en revistas científicas sobre el uso del carbón activado para aplicaciones en productos cosméticos así que digamos que las pruebas de eficacia son cuanto menos circunstanciales. Muchos de estos productos son limpiadores o mascarillas que aseguran limpiar en profundidad la piel. La suciedad de la piel puede tener origen endógeno, grasa y células muertas acumuladas principalmente o exógeno, partículas o sustancias procedentes del entorno, producto o no de la contaminación. Algunos carbones activados sí que son efectivos para la eliminación de aceites por lo que podrían ayudar a reducir las excreciones seborreicas. Por otro lado, ¿cómo sabemos que el carbón activo que añadimos a las formulaciones no adsorbe otras sustancias presentes en las cremas/mascarillas? Yo no he encontrado estudios que lo analicen… Si la porosidad del carbón está ocupada por otras sustancias poco efecto va a tener. Y hay otra cuestión aquí, sobre todo en el caso de algunas mascarillas, lo que se utiliza es una pasta densa donde las partículas de carbón están recubiertas de sustancias por lo que es difícil que el carbón esté en contacto directo con la “suciedad” que queramos adsorber… que tendría que atravesar la crema/mascarilla. Y además de todo esto tendríamos que tener en cuenta la cinética del proceso. Cuando hablamos de cinética nos referimos a la velocidad a la que tienen lugar los procesos. Típicamente los procesos de adsorción son procesos lentos, mientras que las cremas/geles limpiadores se utilizan durante muy poco tiempo (¿cuánto se tarda en limpiarse la cara?) , y las mascarillas recomiendan típicamente su uso durante 10 o 15 minutos…

boscia
Toallitas con carbón (y con todo esto más: Water, Lactobacillus Ferment, Polysorbate 20, Charcoal Powder, Citrus Grandis (Grapefruit) Seed Extract, Cynara Scolymus (Artichoke) Leaf Extract, Saccharomyces/Xylinum/Black Tea Ferment, Saponaria Officinalis Root Extract, Sodium Ascorbyl Phosphate, Hamamelis Virginiana (Witch Hazel) Leaf Extract, Epilobium Angustifolium Flower/Leaf/Stem Extract, Pelargonium Graveolens Flower Oil, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Extract, Lactic Acid, Glycolic Acid, Arginine, Glycerin, Butylene Glycol, Caprylyl Glycol, Menthyl Lactate, Ceteth-25, Methyl Gluceth-20, Oleth-10, Peg-6 Caprylic/Capric Glycerides, Hydroxyethylcellulose, Sclerotium Gum, Xanthan Gum, 1,2-Hexanediol)

Entonces ¿funcionan los productos con carbón activo para la limpieza de la piel? sospecho que funcionan igual de bien o de mal que los mismos productos sin carbón activado, pero que el carbón no proporciona ninguna ventaja real.

Además de productos comerciales, que al menos tienen testada la seguridad podemos encontrar tutoriales por internet donde te enseñan a preparar tu propia mascarilla de carbón mezclando un carbón cualesquiera con un aglomerante como pegamento escolar o miel. Qué decir de esto… hagan un experimento…. cojan una tiza, macháquenla bien, echen un chorrito de pegamento escolar encima, esperen que se seque y despeguen. No les hará falta añadir carbón para que toda la tiza se pegue al pegamento ¿verdad? si le añaden purpurina al pegamento funcionará exactamente igual que si le añaden carbón activo. Limpieza en profundidad no, exfoliación seguro, como la cera al depilar… ahora consideren si merece la pena echarse pegamento en el rostro…

Hasta ahora hemos hablado de cremas pero lo mismo podemos aplicar a otro tipo de productos como las esponjas con carbón activado, las más frecuentes son las de tipo konjac. Estas esponjas se hacen con la raíz de un tubérculo japonés, con un proceso de desmineralización cáustica, y durante el proceso en ocasiones se añade polvo de carbón de bambú o de roble. Estas esponjas se utilizan en húmedo y por tanto, de nuevo hay una película intermedia entre el carbón y la piel, lo que retrasaría la supuesta adsorción de las sustancias que pueda haber en la piel por parte del carbón activado.

dientes

Y en el top de aplicaciones se puede encontrar la utilización de carbón activado para blanquear los dientes porque puede contribuir a eliminar manchas producidas por taninos (café y demás). El problema es que también puede causar la erosión de los dientes si lo utilizamos en forma granular, por lo que los dentistas americanos desaconsejan su uso. Pero basándose en el mismo principio también podemos encontrar tanto pastas de dientes como cepillos con carbón que promulgan los mismos efectos. De nuevo, sin pruebas de que sean efectivos para algo más que llenar el bolsillo de las compañías que lo venden. En cualquier caso, el brillo de nuestros dientes hace que esta aplicación nos lleve a la última parte de esta serie, ¿dan los materiales de carbono esplendor?

Para saber más:

– Materiales de carbono ¿sirven para todo?

La verdad sobre los materiales de carbono I: fijan

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.